Me quito el sombrero

Quitarse el sombrero ante alguien es un signo de cortesía o de respeto. Y por respeto, y profunda admiración, yo hoy me quito el sombrero ante Álex de la Iglesia. Porque en un país donde todos la cagan y nadie dimite (salvo alguna honrosa excepción) él ha dimitido sin haberla cagado, porque entiende que hay algo que se está haciendo mal y nadie le pone remedio.

Si bien muchos me habrán oído decir que Series Yonkis ha hecho más por mi inglés que 9 años de clase en el colegio, eso no significa que esté de acuerdo con la política del “todo gratis”. Igual que yo entiendo que mi trabajo debe ser reconocido y remunerado, doy por hecho lo mismo para los demás. Y debo ser rarita, pero si descubro a través de la web que acabo de citar una serie que me gusta, voy y me la compro. Fíjate tú. Lo que pasa es que, además de rarita, a ratos soy un poco obtusa y suelo necesitar que me expliquen las cosas varias veces. Pongamos un ejemplo: si cada soporte virgen que compro va gravado con ese impuesto revolucionario que le aplican para “compensar” los derechos de autor que entienden que no voy a pagar, ¿por qué me llaman pirata por descargar algo por lo que ya he pagado? Y si ese soporte sólo lo uso para almacenar, pongamos por ejemplo, mis fotos de las vacaciones, ¿por qué alguien se va a lucrar a mi costa cobrando unos derechos de autor que nadie ha violado? Pues mira que me lo han intentado explicar mil veces y sigo sin entenderlo. Como tampoco entiendo que un “señor” (una está bien educada y no falta así porque sí) que establece su residencia en el extranjero para evitar pagar sus impuestos aquí y que ha sido investigado por supuesta evasión de impuestos (¿y eso no es de piratas?) venga a ponernos a todos a caer de un burro o compare los derechos de los niños en el tercer mundo con su derecho a cobrar royalties. Hasta aquí podíamos llegar.

Cada vez que aparece un nuevo soporte, un avance, la “industria” se lleva las manos a la cabeza. “¡¡¡Vamos a desaparecer todos, es el Apocalipsis!!!”, dicen mientras gritan y se mesan los cabellos (diría que es figurado, pero no creo que tanto) mientras el resto giramos la cabeza esperando ver a los 4 jinetes cabalgando por, pongamos, la Gran Vía. Pero mira por donde el Apocalipsis no ha llegado. Ni creo que lo haga. El “problema” es que ya no hablamos de un soporte, hablamos de que el mundo entero está conectado y que la información vuela (y no como el Metro de Madrid, precisamente) de un rincón al otro del mundo sin descanso. Y tan terrible no será cuando hay grupos que hacen sus promociones permitiendo descargas gratis a través de la Red y aún así la gente compra sus discos ¡por propia iniciativa! Tremendo, ¿no?

Para mí que el quid de la cuestión está en otro sitio. Es posible que la sacrosanta “industria” deba cambiar. Igual es el momento. Quizá sea la hora de reconocer que son muchos, y que 10.000 no pueden chupar de un bote que sólo da para alimentar a 1.000. O a 800. Que si yo veo un cd en una tienda por 18 euros (por ejemplo) y al lado está el mismo cd y las canciones inéditas, con el dvd del concierto, el libreto con fotos y una estampita de la 1ª comunión del cantante firmada por su madre, por 22 euros, lo mismo me da por pensar que me están tomando el pelo. A mí y a todos los demás. Porque yo no estoy en contra de pagar por música o por cine. Estoy en contra de que me timen al pagar música o cine. Porque no es normal que ver una película en una sala me cueste casi lo que un menú.

Y entonces llega la (todavía no) Ley Sinde, dispuesta a limpiar la Red de todos aquellos desagradecidos que se están cargando la cultura (hay que joderse). Pero mira tú por dónde, para redactarla tienen en cuenta a todos menos a los que la utilizan. Irónico. Gracias a Dior, la primera vez fue tumbada de un modo estrepitoso. Habría sido el momento perfecto para sentarse, reflexionar, escuchar a todos y empezar a reconstruirla desde los cimientos. Para anotarse tres puntos (como decía Chicho Terremoto) frente a la opinión pública. Para acercar posturas y conseguir el consenso. Y eso es lo que intentó Álex (si me permite que le tutee, aunque no creo que llegue a leer esto ^_^). Se rodeó de distintas voces y escuchó. Incluso hay quien se ha molestado en lanzar propuestas alternativas (que, como todo, habría que estudiar, pero es un gran comienzo). Supongo que habría mucho que hacer con todo lo que se planteó, pero es el mejor comienzo que veo en mucho tiempo. Ha dado una lección de savoir faire de la que muchos deberían aprender. Pero no lo han hecho. No han escuchado. Al contrario, han tirado de soberbia, han maquillado el texto y han vuelto a lanzarlo a la palestra con el convencimiento de que esta vez saldrá adelante. Y probablemente lo haga. Pero se han puesto a mucha gente en contra que no se va a olvidar de esto.

Es curioso que precisamente el que tendiera puentes haya sido el Presidente de la Academia del Cine que, como director, además está directamente afectado por el tema de las descargas ilegales. Es curioso que sea él quien dimita. Es una gran pérdida para nuestro cine, porque su labor como presidente ha sido brillante. Pero con ese acto, la admiración que sentía por él ya es incondicional y no me queda otra que quitarme el sombrero.

Anuncios

Un comentario en “Me quito el sombrero

  1. Pues sí, aquí no es que no dimitan, es que si pueden meten hasta al apuntador en su “negociado”. Habría que recordar adónde van las subvenciones del MCU… y si sufragar a todos sus amigos para hacer otra película sobre la guerra civil me tiene que dar por saco a mi, cuando compro un CD para guardar las fotos de mis vacaciones…
    En fin, lo de este hombre es una pena, porque parece bastante coherente.
    un beso,
    N.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s