Clase de historia

Leo con estupor en vario medios que Jesse Eisenberg, actor de “La red social”, no está, digamos, muy contento, con cierta parte de la promoción de la peli que tuvo que realizar en nuestro país (podéis ver la noticia aquí o aquí).

Del programa en cuestión no voy a opinar, porque no es el momento. Sólo decir que no lo espero con ansia a diario y que el día que lo veo es porque lo he pillado mientras hago zapping y el invitado me ha parecido interesante. Y mira por dónde ese día lo vi y no veo la humillación por ningún lado. Sí que es cierto que el muchachito en cuestión estuvo bastante soso y, claro, no le llega  a la suela de los zapatos a otros invitados, pero eso es otra historia. También reconozco que el ritmo del programa complica bastante la traducción simultánea y si encima le sumamos el tipo de humor que gastan puede hacer difíciles las cosas para los no hispanohablantes, pero se puede hacer mejor que este chiquillo; mucho mejor. Además, con informarte sobre los programas a los que vas a ir a promocionar tu película (vamos, a trabajar) lo tienes hecho.

Ahora, lo mejor de su comentario son las perlas con que lo adorna:

– “Los españoles podrían estar enfadados con los americanos porque estos no enseñan a sus hijos idiomas: efectivamente, como no tenemos nada mejor que hacer, nos cabreamos con los americanos por no ser políglotas de calidad. Mira, chato, si el sistema educativo de tu país hace aguas es vuestro problema. Bastante tenemos nosotros con el nuestro. Además, no sabía yo que cuando un invitado hispanoparlante va a hacer promoción allí, toda la gente que trabaja en el programa (incluido el chaval de los cafés) aprende español mejor que si viviera en Valladolid. Hay que j*****e.

– “Los españoles son unos “ingratos” porque “durante la segunda Guerra Mundial los americanos les enviaron “aviones y barcos” y se preocuparon por ellos”: ahora sí que me entra la risa floja y me dan ganas de mandarle un buen manual de Historia (en Inglés, para ponérselo fácil) con todo lo relacionado con la WWII (pongo las siglas en inglés para que no piense que soy una española vengativa) bien subrayadito y resumido para que no tenga excesivos problemas de comprensión. En cualquier caso, se lo voy a ir explicando desde aquí:

1.- España NO participó en la Segunda Guerra Mundial. Una cosa es que fuera afín (para mi desgracia) a las potencias del Eje (Berlín-Roma-Tokio) y otra muy distinta es que después de tres años de Guerra Civil tuviera el cuerpo para más festejos.

2.- Cuando habla de barcos, lo mismo se refiere a los petroleros que el gobierno de la República había encargado a cierta petrolera americana y que el presidente de la compañía mandó desviar para echarle un cable al Comandantín. Si piensa que deberíamos estarle agradecidos, va listo.

3.- A España ni siquiera la invitaron a la cumbre del Plan Marshall celebrada en París (¿De verdad no has visto “Bienvenido Mr. Marshall”?). ¿A qué ayuda se refiere este pimpím? Porque lo mismo se refiere a las migajas que nos dieron los yanquis cuando tuvieron necesidad de instalar bases militares en nuestro territorio a partir de 1953 para tener controlados a los comunistas. Repito: 1953. La Segunda Guerra Mundial terminó en 1945.

Y hasta aquí la clase de historia de hoy. Alguien debería explicarle a este chaval que si quiere ir de víctima (que está en su derecho), lo primero que hay que hacer es documentarse porque lo mismo terminas ganándote toda esa mofa, befa y escarnio que no creías merecer. Pero claro, no puedes tener 500 millones de amigos sin hacer algunos enemigos, ¿no?

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s