Delayed

No es hasta que saca un frasco de perfume del bolso y pulveriza su contenido a ambos lados del cuello que su presencia llama mi atención. Es rubia, diría que thirty-something. Las altísimas botas de tacón y el maquillaje, que intenta ser sutil pero es evidente, revelan que se ha arreglado para alguien. Utiliza el teléfono como reproductor musical, tratando de hacer más amena la espera, y parecería tranquila si no fuera por el incesante tembleque de su tobillo derecho, que trata de disfrazar de intento desesperado de seguir el ritmo de lo que quiera que esté escuchando. De pronto, suena su teléfono. Maldibuja una sonrisa y trata de mostrarse comprensiva. Parece que su cita se retrasa. Justo en ese momento llegan a recogerme y “maldigo” para mis adentros por perderme el encuentro entre la chica y la persona que llega tarde (portera que es una). Y mientras me alejo en el coche, pienso que ojalá le salga bien, sea lo que sea lo que estuviera esperando.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s