Corazón encogío

 Bueno, y el estómago, y el hígado, y la carita contraída… Antes de nada, os aclaro que todos estos síntomas no se debieron a una intoxicación o una afección estomacal. Nada más lejos de la realidad, aunque las consecuencias han sido mucho más devastadoras y tardarán tiempo en curar.

 M. tiene siete años, los ojos brillantes y se peina con dos coletas. Muy altas y muy tirantes. Es mimosa, simpática y más lista que los ratones coloraos. Bueno, al menos eso es lo que yo me imagino, porque no lo pude comprobar. Cuando conocí a M. estaba acurrucada en una silla al fondo de la secretaría de un Juzgado, abrazada a su madre y en un estado de nervios que jamás había visto yo en alguien tan joven. Quizá os preguntéis por qué. Pues todo esto se debía a que en el pasillo estaba su padre (aunque ella no le llama “papá”, sino su nombre de pila) y que en un ratito se iba celebrar la vista de divorcio de sus progenitores, derivada de un procedimiento de violencia doméstica.

 Sinceramente, no puedo poner la mano en el fuego por que sea verdad todo lo que me haya contado mi cliente o por todo lo que alegue el contrario, pero el terror (si, he dicho “terror”) en los ojos de esa niña era innegable. Y la impotencia que eso me produjo, no poder hacer nada para que dejara de pensarlo y que sacara al menos media sonrisa, es lo que me encogió el corazón, el estómago…

 

Anuncios

3 comentarios en “Corazón encogío

  1. Todavía te tengo que dar unas clasecillas prácticas de mi estilo libre de \’clown\’. Ya sabes… pelota roja de nariz…sombrero ridículo eNOOOOOrme, y a payasear lo que se pueda y poco más, y si no se levanta la moral, siempre esta la táctica del pastel de chocolate que uno no se puede comer solo de lo grande que es y no le queda más remedio que compartirlo.
    En cuanto a lo del \’acusado\’, si se cortarán unas pelotitas de vez en cuando en lugar de poner órdenes de alejamiento…la cosa iría más suave. También va por las mujeres que maltratan, que las hay.
     
    Besos payaseros!!!!

  2. ¿por qué el dolor es más perceptible y contagioso en la cara de un niño? porque presumimos que en su inocencia no deberían irrumpir las brutalidades "adultas", la maldad inherente al género humano… un género al que los niños parecen ajenos… y que debería sernos ajeno a todos…
     
    hay veces que uno abomina de su condición de humano…
     
    Saludos

  3. Willie se ha quedado con un supino encogimiento de corazón, estómago, cara… Odio que la realidad sea una mala puta a veces. Piensa que lo poco que podías hacer lo hiciste sweet sweet Caroline.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s