Sweet Omelette

  Hacía mucho que no escribía nada en esta categoría, y debe ser que mi cuerpo lo echaba de menos.
Volvía yo ayer hacia mi hogar en un autobús interurbano cuando, para no variar, me quedé transpuesta (lo que es un modo bonito de decir que me faltaban el pijama y la mantita). Esto empieza a ser algo habitual en mi vida, consecuencia directa de la sangrante falta de sueño; soy una experta en echarme siestas en el transporte público y trato de perfeccionar una técnica que me permita hacerlo mientras ando y manteniendo los ojos abiertos. Sé que lo conseguiré.
Pero no nos desviemos: me había quedado dormidita en el autobús. Normalmente, me voy despertando sola a cada rato para controlar por dónde voy (más que nada porque ya me he pasado un par de veces de parada y no es agradable) pero ayer me quedé KO. Si a esto le sumamos que el conductor, en su línea,  jugaba a ser Makinnen, ¿qué tenemos? Pues que en un momento dado no se sabe muy bien por qué dio un soberano frenazo y Sweet Caroline, que estaba en el séptimo sueño, salió despedida hacia delante y sin frenos. No sé a quién tengo que darle las gracias por mis reflejos (Yahvé, Alá, Isis, Diana, Astarté, Cernunnos… ¡os quiero!) pero funcionaron de maravilla, y reaccioné a tiempo de no dejar la marca de mi dentadura en el respaldo del asiento que había delante de mí. Vamos, que no me estampé de milagro. ¡Menudo susto! Sudores y taquicardia tuve.
Por eso, para evitar una operación gratuita de estética de semejante magnitud, hoy tengo deberes. Voy a escribir 1000 veces:
“No debo quedarme dormida en el autobús”.
Anuncios

5 comentarios en “Sweet Omelette

  1. hola querida sweet caroline veo q te falta sueño,jajajaa mi me pasaba antes muy a menudo,ahora voy en moto,es un poco mas peligroso,jajajapasa felices fiestasmil besos

  2. DoOoOrmilona!!!Antes si tendrías la excusa de ponerme a mi de culpable de tus faltas de sueño, pero ya has visto que últimamente soy yo el que pliega pronto y se larga a planchar la orejilla ( será la edad o los pequeños trastos rojos con los que me ando todo el día??).Lo cierto muchacha, es que estoy contigo en que esos \’malebuses\’ verdes, tienen demasiada prisa a veces y van a toda pasti, lo cual se agradece en algunas ocasiones, eh?? Tampoco vamos a despotricar del \’malebusero\’ de turno. Todo aquel que conduce sobre 4 ruedas (motos de esas de quad no valen, vale??) tiene en su interior un pequeño corredor de rally o de formula 1, según el tunning del carro 😀 Incluída tú!Que lo sepas!Ya tengo yo ganas de montar un día contigo y poder decirte cuaderno en mano eso de …. arrás…. no cruces….super salto!!!!Un besote, amiga de Morfeo!!!

  3. Luna, tate atenta mujer, que con las motos no se juega. Felices fiestas!!Álex, no creas que no lo he pensado… una de las hinchables :PKKtuaPower, welcome!!!! Toda una sorpresa tu visita. Darlin\’, si tantas ganas tienes de arriesgarte montando en coche conmigo vamos a tener que arreglar un paseíto… XDElena, eso es lo que escribiré 1000 veces después de mis deberes. A ver si me lo aprendo.Besillos navideños!!!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s