How to disable a washing machine

Este fin de semana mis pies (más bien las ruedas del coche) me llevaron a un lugar pasado Valladolid XD para ser partícipe de la boda causante de los desatinos que os he estado contando estos días. Hizo un tiempo estupendo, la novia estaba preciosa y disfrutamos de lo lindo. Pero eso no es lo que os quería contar, porque lo surrealista ocurrió antes.

El hecho de que tras hacer más de 300 km. descubriera que la bolsa de la comida se había quedado en el pasillo de mi casa y que estaba “perdida” en la estepa castellana sin nada que comer era una señal que no quise ver de que algo iba a pasar. Una vez desembarqué e hice acopio de víveres, fui a buscar a mis niñas para comunicarles mi llegada. En casa de la novia, los nervios andaban ya a flor de piel. Estábamos en la cuenta atrás, y se notaba. Como tampoco tenía mucho que hacer, me fui a acompañar a K., la hermana de “la prota”, a lavar el coche. ¡Qué gran momento nos esperaba!

Llegamos al lavado automático, pusimos el coche en su sitio y compramos la ficha. El “bicho” se puso en marcha y nosotras nos quedamos fuera hablando de los pormenores del acontecimiento (vestidos, tiempo, invitados…). A los 5 minutos nos da por mirar el coche y, ¡oh, sorpresa!, los rodillos se habían atascado sobre la luna delantera y debían llevar allí un rato. Avisamos al encargado de la gasolinera que, tras poner cara de no creernos, desatasca el cacharro y vuelve a entrar en la tienda. Cuando termina de pasar el secador, enganchamos sendos trapos para secar los cristales (nunca acaban de quedar bien a la primera) y descubrimos que no es que los rodillos se hubieran atascado al terminar, es que nunca pasaron de los retrovisores, porque el coche sigue tan lleno de polvo como cuando llegamos. Por segunda vez avisamos al encargado, que vuelve a poner cara de no creernos pero cuando hacemos “la prueba del algodón” no puede sino rellenar un parte de avería y darnos una segunda ficha de lavado, aunque nos dice de no muy buenas maneras que coloquemos el coche un poco más alejado del raíl izquierdo. Encendemos again la maquinita, pero esta vez nos quedamos observando el invento. Los rodillos se ponen en marcha, pasan el morro, suben por la luna delantera, llegan al techo… y se quedan allí. Tercera vez que sacamos al chico de la tienda. Con un golpe de botón, los rodillos vuelven a avanzar, llegan a la luna trasera… y se quedan enganchados otra vez. Empezamos a pensar que hay una cámara oculta en alguna parte y por cuarta vez hacemos salir al encargado. El pobre chaval ya no sabe dónde meterse, toca todos los botones, el sudor empieza a perlar su frente… y por fin desatasca el lavadero. Pero claro, para que funcione el secador, el ciclo hay que hacerlo completo de modo que ¡volvemos a empezar!. Esta vez, ¡al fin!, no tenemos ningún percance y todo se hace correctamente, aunque al mirar el reloj descubrimos que han pasado unos 35 minutos (y lo normal serán 5 como mucho). La risa nos puede, estamos dobladas, y K. decide ponerle la puntilla a la tarde. Mientras yo espero fuera (la tripa me duele de tanto reírme), ella entra, se pone frente al mostrador, y todo lo seria que puede dice:

– Esto… perdona… pero es que se ha caído el secador sobre el coche.

El chico puso los ojos en blanco, y yo no sabía si hubiera deseado más tener a mano una polaroid o un desfibrilador. Como nos pareció que dejaba de respirar, rápidamente le explicamos que sólo era una broma. Respiró muy hondo, y entonces vi sed de sangre en sus ojos y que lo que él deseaba tener a mano era una bayoneta.

Anuncios

9 comentarios en “How to disable a washing machine

  1. Absolutamente genial…Andaba yo cansado (más aún, agotado, se me cierran los ojos) y aún recuperándome del maldito catarro, cuando mientras que se carga el correo (par de correos que no podré contestar mañana, no paso por la oficina), se me ocurre entrar a leer la última aventura de Sweet Caroline… Y ahora cierro el portátil, lo dejo a un lado de la cama y me sumerjo en el edredón. Pero no te imaginas con qué sonrisa en la cara.Gracias por hacernos pasar este buen rato, por tu frescura escibiendo, por tu espontaneidad. Gracias, una, diez, cien, mil, un millón de veces.Te mereces un monumento, por estos regalos "envenenados" de buen humor.

  2. Jajaja…. vaya chow. Yo empezaría a plantearme si llevas una cámara oculta siguiéndote o qué (un satélite de los EE.UU., por ejemplo), porque lo que te pasa a ti…Cuando he leído el título de esta entrada me ha venido a la cabeza lo que me pasó una vez en Tokio con un servicio (=inodoro) de esos tan galácticos y automatizados, ejem… pero eso es otra historia. 😉

  3. me perdí por aquí después de postear en el espacio de Eva y me ha gustado muchísimo lo que hasta ahora he leido…de veras.ha sido un placer que seguro repetiré.saludos y suerte.

  4. no se si son cosas que solo te pasan a ti, o es que las conviertes en un bocado de realidad divertida, yo habria matado a alguien ya, habria corrido sangre y no hubiera llegado a la fiesta… jejeje

  5. Joder, tia… que movidas te pasan… que sepas que me has hecho perder mucho tiempo!!! he hecho un stop del curisto de IRPF (que me tiene hasta las pelotas) y me ha dado por curiosear y joder…. que barbaridad! qué de cosas! mi espaco web se ha quedado, chiquitito, chiquitito…jejejeje… aunque he de decir que le faltan fotos, eh?Ya vi tu comentario, tienes razon, soy un desastre y os debo una quedada, que ya tengo ganas de veros, leche!a ver s la semana que viene podemos quedar una tarde no????. Bueno, mi niña, mils besos!!!

  6. Gracias a ti Cronopio… (tengo las mejillas como Heidi de coloradas!)Álex, ya nos lo puedes ir contando… :PTitonosfe, era un pobre Fordfi…Gracias, meltorm. ¡Bienvenido!Pupa, si yo matase cada vez que me pasara algo de esto, ríete tú de la peste negra. XDSariny, ¡wapa! A ver si es verdad!!!Bss!

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s