London’s burning

La noticia me ha llegado de rebote, en la Sala de Togas, a través de una pantalla de ordenador en la que un compañero había dejado abierta una web que, con grandes titulares de colores, anunciaba lo sucedido. Nos ha caído a todos como un jarro de agua fría.
 
Hoy he vuelto a sentir miedo al montar en Metro. Había conseguido borrar de mi mente las imágenes de la Policía revisando papeleras, patrullando los andenes, recordándonos que la amenaza existe… y me las he encontrado de cara, sin poder evitarlo. Un escalofrío me ha recorrido de la cabeza a los pies.
 
Esta vez no ha sido en casa, pero eso no significa que no nos duela como si lo hubiera sido. Desde aquí, mi más honda repulsa hacia lo ocurrido y mi apoyo a los que hoy están sufriendo. Me horroriza poder decir que en cierto modo sé lo que sienten.
 
 
LONDRES, ESTAMOS CONTIGO
 
 
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s