Historia de un camello

Érase una vez un camello (pero no de los que viven en el desierto precisamente) que tenía su feudo en un bar de la conocida zona madrileña de La Latina. El Sr. Camello y su señora ocultaban su identidad de luchadores anti-sistema bajo una apariencia de matrimonio puebleril que les permitía burlar a los agentes pitufiles del mal. Pero nuestro protagonista tenía un problema: veía menos que un topo al sol (esto empieza a sonar a Daredevil), lo que suponía que necesitaba unas gafas de un grosor más que decente y que casi tenía que incrustarse las chinas en el ojo para poder ver los precios.
 
Tranquila transcurría la vida de nuestro amigo, entre chinas, chatos y parroquianos, cuando hete aquí que empezó a tener problemas en el párpado inferior de su ojo derecho. Comenzó a visitar médicos para encontrar una solución, y la única que le brindaron fue la cirujía. Se embarcó nuestro amigo en tamaña odisea, que consistía básicamente el transplante de piel tomada de donde la espalda pierde su casto nombre para suplir su párpado original. La operación, en principio, fue un éxito. Y digo que en principio porque al poco tiempo descubrió que la piel transplantada contenía bastantes folículos pilosos, de modo que comenzó a crecerle vello HACIA DENTRO y la Sra. Camello tuvo, desde entonces, que ejercer de depiladora oficial del interior del párpado de su marido. Este nuevo inconveniente dificultaba aún más el trabajo de nuestro prota, y dicen las gentes del lugar que ha decidido retirarse del oficio y ahora regenta un restaurante en un tranquilo pueblecillo, donde él y señora son felices y comen perdices.
 
Fin
 
(Os doy mi palabra de que esto es una historia real XD Aunque no os lo creáis, es del tipo de historias que se pueden escuchar en una sobremesa de cualquiera de mis reuniones familiares).
Anuncios

7 comentarios en “Historia de un camello

  1. estas son las historias que a mi me gustan, que son tan absurdas como reales,jejeje!!! Larga vida al hombre del párpado peludo de piel de glúteo!!!!

  2. Pues sí Pablet, es raro, pero siempre he mantenido que la realidad supera a la ficción, ¿o no nele__?Besines!!

  3. Hola guapa, Esta claro… nos pueden quitar los gifs animados en el space…. pero la esencia de la crónica urbana… no tiene precio…para todo lo demás mastercard …:)Cerca de mi pueblo, se llevaron a una señora en camilla, lo raro del asunto es que de la camilla salia un rabo sospechoso que colgaba y abultaba mucho para ser solo un indiviuduo, ademas llevaban a la señora con la cara tapada 4 sanitarios?????El caso es que la señora , viuda para mas señas, se lo hizo con su perro, un pastor aleman de 70 kilos !! y por lo visto estos animalitos se ve que cuando les viene, se les pone un peazo nudo, que evita que el "pene" o como se llame en lenguaje canino se pueda salir …En resumen, el perro no se despejaba de la mujer y bueno hacia el hospital todos…Ella toda avergonzadaLa ambulancia con los 3 sanitariosun par de mantas para tapar o intentar tapar tan enorme bulto sospechosoEl perraco de 70 kilos…Decir que meses después, la mujer se fue a vivir de su barrio, ya que la vergüenza del dia a dia con sus vecinos, no se podia aguantar … entre risitas y señales con el dedo…Otro caso veridico… para que luego digan que la realidad no supera a la ficción y si me alargo más, podria haberlo publicado de entrada en mi blog jajajajjajabesos guerrera !!Khorne(Urban Warriors Team)

  4. pues si de casos veridicos hablamos, q os parece el caso (real, puedo jurarlo, ocurrio en el hospital donde trabajo) del hombre ya de cierta edad, q se sintio empujado a compartir su soledad con su baston, baston q por cierto tenia la punta de metal, lo que le provoco una hemorragia interna q casi se lo lleva al otro barrio… No se me da muy bien contar historias, pero seguro q podeis imaginaros por donde entro el baston…:)

  5. Después de los comentarios de Khorne y evallest, me planteo seriamente un certamen de anécdotas bizarras. Seguiremos informando…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s