Tragedia en un acto

Escenario: Probadores del Corte Inglés de Castellana

Actores: Un señor, su señora, una incauta dependienta y la nena, q soy yo.

Acción: La nena sale de un probador más feliz que un regaliz portando en una mano el bolso y en la otra una camiseta estupendísima que se piensa llevar a casa en cuanto aviste una caja y la pague. Al pasar frente a un probador abierto, no puede evitar mirar en su interior (portera q es una), encontrándose la siguiente escena:

      Una señora EMBUTIDA literalmente en una prenda de punto que le aprisiona el pecho y saca a relucir unas lorzas en la zona de las axilas que ya quisiera Campofrío para hacer fiambre con ellas, mientras desde fuera del probador su consorte la mira des-co-jo-na-do literalmente (yo creo que lloraba de la risa y todo) y la pobre dependienta hace brutales esfuerzos para no llorar (ella de desesperación).

       Total, que intento pasar todo lo rápido que puedo y así olvidar cuanto antes esa imagen, cuando, a través de las risas de él, oigo esto:

Dependienta: hombre, si quiere se lo puede poner así, pero ES UN PONCHO

           Ver para creer…

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s