Es de bien nacido…

       Hoy ha hecho un día precioso. Sí, ya sé que ha llovido a ratos, que hacía viento (a ratos también) y que no había manera de acertar con la ropa. Pero es que a mi me gustan los días de lluvia, sobre todo cuando se acerca el verano, la tormenta se masca en el ambiente, hace viento pero no frío y las gotas de agua son enormes pero no te congelas. Si encima hay rayos, truenos y relámpagos, ya ni te cuento ^^. Esto me ha puesto de muy buen humor, lo cual significa que el bajón con el que empecé la semana se ha reducido casi a cero. ¡Ole por mí! Lo único que no me ha gustado es tener que cargar todo el día con el paraguas, pero bueno, es un sacrificio que se hace con gusto. Y más cuando el paraguas es precioso (transparente) y es un amuleto-recuerdo de un viaje muy especial.

       Todo esto sólo es un modo de rellenar espacio para al fin poder decir “gracias” a todas las personas que me han aguantado los últimos 4 días (bueno, y los 24 años anteriores), porque cuando me pongo pesada, negativa, quejica y depresiva, no hay quien me soporte. ¡MUACKS!

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s